El Municipal – José de San Martín, la tormenta que lleva al puerto