El Municipal – Independiente se recuperó con un triunfo con más garra que fútbol